domingo, 14 de agosto de 2011

Ya está casi...

Esta semana que termina ha sido la última de grabación del disco. Quedan un par de cosillas que haremos a la vuelta de las vacaciones. Casi nada.

Desde el Miércoles hasta el Viernes estuve en el estudio que tiene Carlos en su casa (“El castillo alemán”) grabando las voces y algún arreglo que se nos había quedado pendiente. El Viernes por la tarde se vino Txetxu a hacer los coros. Nos compramos unos cuantos litros de cerveza, y a medida que se acababan, se acababan las pistas pendientes de grabar para completar las sesiones. A las dos de la mañana me canté la ranchera (tenía que ir bañada un poco en alcohol), y a las cuatro Txetxu cerró la sesión con unos coros angelicales en el final del “Veranillo de San Miguel”

Al día siguiente me volví a Madrid (Carlos vive a las afueras) escuchando las premezclas en el coche. Creo que tengo un disco bonito entre manos. Estoy muy contento con el resultado y deseando soltarlo por ahí a que haga su vida. Creo que desde ayer hasta ahora mismo lo he escuchado unas diez veces (¿sólo diez?) Las más antigua de las canciones tiene tres o cuatro años. La más reciente tres o cuatro semanas. He elegido las diez que más me gustan y las he tratado lo mejor que he sabido para que quedasen lo mejor posible. Escuchar el resultado es muy emocionante.

Ojalá pudiera colgarlo esta noche para que alguien lo escuchase y me dijese qué le parece. Pero hay que grabar ese par de cosillas que faltan, mezclar, diseñar un libreto y una portada bonita, y enviarlo a fábrica para que me devuelvan lo que va a ser al fin mi primer disco, que espero que se haga un hueco en las vidas de alguna gente igual que tantos discos de otros se lo han hecho en la mía.

Todavía hay que esperar. Pero no mucho… Espero.

jueves, 11 de agosto de 2011

Recta final. La próxima montaña

“Tío, este tema tiene muchas posibilidades para hacerlo en formato banda. Si quieres lo grabamos juntos” Eso me dijo Leiva el día que le canté la última canción que he escrito. La había terminado cuando el repertorio del disco ya estaba cerrado, y pensaba añadirla como bonus track a piano y voz. Este nuevo plan era mucho mejor, claro.

Conozco a Leiva desde hace muchos años, y desde que nos conocemos hemos tocado y grabado juntos un millón de veces. Nos tenemos pillado muy bien el punto. Somos, sobre todo, colegas, y solemos divertirnos armando canciones en el estudio. Al tío le sale el talento por las orejas. Tiene muy buena intuición. Asimila muchas ideas en la música que escucha, y utiliza sus recursos con certeza, además de ser bastante más que hábil en el manejo de unos cuantos instrumentos. Todas las veces que trabajo con él consigue sorprenderme. Es la ostia. Cada día soy más fan. Vamos, que era un lujazo grabar un tema mío con él y no me lo pensé ni un minuto.

El primer día trabajamos en el estudio que tiene en su casa. Carlos Hernández (como siempre) nos echó una mano para grabar las primeras referencias. Hicimos un par de guitarras acústicas, a las que Leiva añadió una mandolina y una pandereta. La cosa ya sonaba. Al día siguiente nos fuimos al estudio de Bori Alarcón para poner la parte más eléctrica. Leiva tocó la batería, el bajo, y tres o cuatro guitarras eléctricas. Yo me encargué de un wurlitzer y un piano. Al final del día la canción ya sonaba prácticamente terminada. Nos emborrachamos para celebrarlo.

Al día siguiente volvimos para rematar la faena con un Hammond y la voz. Estábamos un poco tocados de la noche anterior, y con la tontería cambiamos un verso que decía “recuperarme un poco cada día” por otro que ahora dice “con la resaca de mi vida”. A pesar de ser versos casi opuestos, los dos encajaban bien. El segundo nos hizo más gracia.

Después de comer se vino Txetxu a cantar los coros (que se ventiló en dos tomas y media, claro está), y a las cinco de la tarde ya teníamos la canción sonando terminada y a todo volumen. Todavía nos quedó tiempo para aprovechar el Hammond maravilloso que tienen en el estudio y grabarlo en “Toni2, café teatro” y en “Lo que queda”. Ya lo escucharéis.

Esta canción que aún no tiene título se ha convertido en una de las más especiales del disco para mi. Porque es el tema más reciente que he escrito, lo cual hace que lo sienta especialmente cerca, y porque lo he grabado con uno de mis mejores amigos, que siempre ha sido una de las personas que más me ha animado a tirar para adelante con esto de mis canciones, y que además resulta ser un tipo con una imaginación y un talento extraordinarios. Una maravilla.

...


Con medio cuerpo dentro de la nube

y las piernas flotando en el vacío.

Ya nunca pasa nada, esto ya no sube

y me falta valor para darme por vencido.


Colgado de un capricho, cansado de mis vicios.


Voy a bajarme en la próxima montaña

donde no tenga que escoger caminos,

voy a bajarme en la próxima montaña si no doy contigo.


Mi casa tiene sólo una ventana,

pero siempre está abierta cuando llueve.

Voy a coger un tren, me iré por la mañana,

a la orilla de ti, donde nunca cae la nieve.


A los veranos largos de los amores breves.


Voy a bajarme en la próxima montaña,

no me acostumbro a vivir a la intemperie.

Voy a quedarme en la próxima parada como no te encuentre.

Voy a bajarme en la próxima montaña,

donde no tenga que llamarte a gritos,

voy a bajarme en la próxima montaña si no doy contigo.


Con la resaca de mi vida,

tomar impulso,

llámame algún día.


Voy a bajarme en la próxima montaña,

aunque me tenga que morir de frío,

voy a plantarme en la próxima jugada...


jueves, 2 de junio de 2011

Te llames como te llames (dia 5)

Y, si... no van seguidos los días de esta grabación. La cosa va por episodios. El primero fue un bonito primer episodio de cinco días con Tuli, Txetxu, Manolo, Carlos, y la aparición estelar de mi muy querido y admirado señor Varona. Las primeras tomas de los temas acústicos y las tres canciones con la banda.
El segundo episodio ha durado tan solo un día, pero ha sido una pasada para mi.
Allá que nos fuimos Txetxu, Carlos y yo al estudio Montepríncipe, en Boadilla del Monte. Tienen un piano Yamaha de cola que es increíble. Un BMW de los pianos de cola. Lo conocía de una grabación que hice en el disco de Rebeca Jiménez y estaba deseando volver a hincarle el diente.
Empezamos la sesión con "Deudas de juego". Como el tema va a ser sólo a piano y voz, la cosa era sencilla: sentarse ahí, darle al REC, y hacer tres o cuatro tomas para elegir después la mejor. El resultado ha sido bastante crudito, pero creo que va a estar bien.
La siguiente fue "Veranillo de San Miguel" Tenía mis dudas sobre si incluir o no esta canción en el disco. Es de las más antiguas de la "selección", y hay otras más recientes que también me gustan y que me da pena que se queden fuera, pero le tengo un cariño especial a esta (quizás precisamente por ser de las primeras que empecé a cantar en directo) y ha pesado más eso. El concepto de la grabación es parecido al de "Deudas de juego": teclado y voz. Y digo teclado y no piano porque la hemos grabado con un Wurlitzer, un instrumento maravilloso que según tengo entendido nació como un pianillo portátil para estudiantes, y cuyo sonido se ha convertido con el tiempo en un timbre con personalidad propia. Hay Wurlitzers en un un montón de discos que me encantan (desde Ray Charles a Norah Jones, pasando por muchos...) Total, que Wurlitzer y voz. Lo mismo: tres tomas y a elegir la mejor. Lo mismo: crudito pero interesante. Veremos.

Antes de pasar a contaros el episodio de la tarde, un pequeño flashback audiovisual. Libertad8. 27 de Septiembre de 2010:

http://www.youtube.com/watch?v=dkL7RniNNZ0

Esa es la primera vez que esos cuatro tocamos juntos esa canción. Yo la había ensayado con Alejandro y con Marino el día antes, pero Txetxu no había podido venir. No habíamos tenido tiempo de chequearla ni en la prueba de sonido. Nos pusimos a tocarla en el concierto y ocurrió esto. Nos emocionamos mucho con el resultado, y tuve claro que era esa exactamente la manera en la que teníamos que grabar la canción para el disco. Tuve claro que no sólo se trataba de utilizar los mismos intrumentos tocados por las mismas personas. Había que grabarlos a la vez. Reproducir en la medida de lo posible aquella situación. Esa fue la razón principal por la que decidí hacer una sesión en un estudio de grabación un poco más grande y equipado con un buen piano, como Montepríncipe (hemos currado genial hoy con Javi y con Paco, por cierto)
Después comer llegaron al estudio Marino y Álex para grabar conmigo y con Txetxu "Te llames como te llames" Poco que decir, la verdad. Creo que ha quedado muy muy bonita. Estoy feliz con el resultado. Creo que hemos logrado capturar al menos parte de la magia del día del concierto en el Libertad. Espero que os guste cuando salga. Espero que salga pronto. Os dejo un vídeo.

video

martes, 10 de mayo de 2011

Descanso en la primera etapa

La primera semana de grabación ha sido un éxito. Creo que todos los involucrados hemos disfrutado del buen ambiente que ha rodeado al nacimiento de los primeros sonidos del disco.
Tenemos en marcha ya siete canciones. Tres de ellas son con banda (bajo, batería, guitarras eléctricas...), y ya están prácticamente terminadas. Las otras cuatro son acústicas, es decir, se basan en dos guitarras acústicas a las que iré añadiendo timbres y arreglos con la intención de mantener la emoción durante los tres o cuatro minutos que duran (complicada pero estimulante tarea) Como no tengo una fecha límite para terminar me lo estoy tomando con calma. De vez en cuando escucho lo que tengo y pruebo opciones sobre lo que ya está grabado. Un piano acentuando la melodía de una guitarra, un carillón dando brillo, una segunda voz agrandando una parte.. Voy poco a poco. Tratando de disfrutar y de no meterme la presión de tomar una decisión definitiva. Algunos temas ya los veo claros. Terminados a falta de cantar. En otros tengo que seguir cacharreando.
La siguiente etapa vendrá en algún momento de este mes y consistirá en grabar tres canciones más. Una a piano y voz, otra con rhodes y voz, y una tercera con guitarras, violín, piano y voz. Como quiero hacerlas todas en directo y con instrumentos reales, necesio un estudio un poco más grande que el que hemos utilizado para la primera etapa y equipado con piano y rhodes. Estoy en ellos. Casi lo tengo.
Despacito y con buena letra...

jueves, 28 de abril de 2011

Dias 3 y 4

Y llegó la grabación de la banda.
El Miércoles a las 10 de la mañana nos metimos en la sala del estudio Oasis Tuli, Manolo, Txetxu y yo, dispuestos a grabar en directo las bases instrumentales sobre las que cantar los tres temas más vestidos de "Paredes desnudas" Antes de irnos a comer ya habíamos conseguido tomas buenas de "Baires" y "Lo que queda" (con un nuevo motivo de introducción y salida que me encanta) A la tarde nos pusimos con "Toni2, café teatro". Esta nos costó un poquito más porque el arreglo que hemos hecho es nuevo y no lo teníamos tan interiorizado como los otros dos, pero conseguimos sacarla adelante antes de desesperarnos.
Llegué a casa por la noche y escuché lo que habíamos hecho. Me gusta mucho. Es mejor de lo que me imaginaba. Ya me había acostumbrado a grabar mis canciones en casa y a la calidad de esas grabaciones domésticas. Escucharlas con un sonido más grande y más limpio del habitual me alegró mucho. Creo que tenemos un disco bonito entre manos, y me hace ilusión.
La mañana de hoy la hemos dedicado a completar algunas cosas sobre las grabaciones ya hechas. Txetxu se hizo dos solos de guitarra cojonudos en "Baires" y "Lo que queda", y uno de armónica en "Paredes desnudas" Ya tiene su parte de grabación casi terminada, a falta de una guitarrita más y los coros (que se los va a ventilar en una mañana, con lo bien que canta el tío) Fin de la jornada. Tarde libre para pasarse por la casa del libro a hacerme un par de regalos y poco más.

Mañana tenemos una agenda que me encanta: por la mañana vendrá Pancho Varona (mi invitado de honor en el disco) a grabar alguna cosa, y por la tarde Álvaro Pacheco a hacer las trompetas tristes de las que hablé el otro día y Tuli a grabar una pandereta que dispare más aún el estribillo de "Toni2, café teatro" Si queda tiempo me grabaré un acordeón en "La matadora", y con eso tendremos terminadas las bases instrumentales de las siete primeras canciones, a falta de un pedal steel que se grabará Fernando Macaya vía internet (la cara maravillosa de la era de las telecomunicaciones)

Grabar un disco. Un sueño que creo tenemos todos o casi todos los que disfrutamos escribiendo canciones. El mío se está concretando poco a poco. Es un placer vivir este momento. Aunque venga con nervios y dudas. Lo que más pesa en la balanza es la satisfacción de tener diez canciones que me gustan y los medios suficientes para convertirlas en ese disco que siempre quise firmar.

De lujo

martes, 26 de abril de 2011

Dia 2

Prueba bombo. Prueba tom uno. Prueba tom dos. Prueba caja. Prueba charles. Prueba platos. Prueba bajo. Prueba guitarra uno. Prueba guitarra dos... Y así todo el día. Ayer nos tocó la puesta a punto antes de la grabación de la banda.
video


Hoy va a ser un día importante!

lunes, 25 de abril de 2011

Dia 1

Grabar un disco es una de esas cosas en las que lo importante no es como se empieza, sino como se acaba. De todos modos, siempre está bien que el primer día sea bueno, aunque no suponga ninguna garantía.
El día de hoy ha sido bueno. Hemos grabado las guitarras de cuatro temas. De hecho, en uno de ellos ya no nos faltan más instrumentos. Sólo la voz. En otros si que quedan más cosas por hacer, pero ya tenemos una base muy cercana al resultado final de lo que van a ser cuatro de las canciones del disco. Txetxu (Altube) se ha hecho un currazo de guitarras precioso y Carlitos (Hernández) las ha hecho sonar de maravilla. Estoy encantao.
Da gusto arrancar así.
video