jueves, 28 de abril de 2011

Dias 3 y 4

Y llegó la grabación de la banda.
El Miércoles a las 10 de la mañana nos metimos en la sala del estudio Oasis Tuli, Manolo, Txetxu y yo, dispuestos a grabar en directo las bases instrumentales sobre las que cantar los tres temas más vestidos de "Paredes desnudas" Antes de irnos a comer ya habíamos conseguido tomas buenas de "Baires" y "Lo que queda" (con un nuevo motivo de introducción y salida que me encanta) A la tarde nos pusimos con "Toni2, café teatro". Esta nos costó un poquito más porque el arreglo que hemos hecho es nuevo y no lo teníamos tan interiorizado como los otros dos, pero conseguimos sacarla adelante antes de desesperarnos.
Llegué a casa por la noche y escuché lo que habíamos hecho. Me gusta mucho. Es mejor de lo que me imaginaba. Ya me había acostumbrado a grabar mis canciones en casa y a la calidad de esas grabaciones domésticas. Escucharlas con un sonido más grande y más limpio del habitual me alegró mucho. Creo que tenemos un disco bonito entre manos, y me hace ilusión.
La mañana de hoy la hemos dedicado a completar algunas cosas sobre las grabaciones ya hechas. Txetxu se hizo dos solos de guitarra cojonudos en "Baires" y "Lo que queda", y uno de armónica en "Paredes desnudas" Ya tiene su parte de grabación casi terminada, a falta de una guitarrita más y los coros (que se los va a ventilar en una mañana, con lo bien que canta el tío) Fin de la jornada. Tarde libre para pasarse por la casa del libro a hacerme un par de regalos y poco más.

Mañana tenemos una agenda que me encanta: por la mañana vendrá Pancho Varona (mi invitado de honor en el disco) a grabar alguna cosa, y por la tarde Álvaro Pacheco a hacer las trompetas tristes de las que hablé el otro día y Tuli a grabar una pandereta que dispare más aún el estribillo de "Toni2, café teatro" Si queda tiempo me grabaré un acordeón en "La matadora", y con eso tendremos terminadas las bases instrumentales de las siete primeras canciones, a falta de un pedal steel que se grabará Fernando Macaya vía internet (la cara maravillosa de la era de las telecomunicaciones)

Grabar un disco. Un sueño que creo tenemos todos o casi todos los que disfrutamos escribiendo canciones. El mío se está concretando poco a poco. Es un placer vivir este momento. Aunque venga con nervios y dudas. Lo que más pesa en la balanza es la satisfacción de tener diez canciones que me gustan y los medios suficientes para convertirlas en ese disco que siempre quise firmar.

De lujo

2 comentarios:

  1. ¡Parece que todo está bajo contol y viento en popa! ¡Mucho ánimo César! ;)

    ResponderEliminar